Rejuvenecimiento

La terapia de inyección de toxina se utiliza para tratar la distonía – trastorno neuromuscular que produce contracciones musculares involuntarias, o espasmo – que afecta a los músculos que controlan el movimiento en los ojos, el cuello, la cara o el músculo liso en la vejiga. El objetivo de la terapia es reducir el espasmo muscular y el dolor.

La toxina botulínica ha demostrado ser útil en el tratamiento de muchas formas de distonía, incluyendo las siguientes:

  • Blefaroespasmo-cierre forzado involuntario de los párpados
  • Estrabismo-desalineamiento de los ojos
  • Espasmo hemifacial – contracción súbita de los músculos en un lado de la cara.
  • Tortícolis espasmódico o distonía cervical-espasmo muscular en el cuello que hace que la cabeza se vire a un lado y, a veces hacia delante o hacia atrás.
  • Distonía oromandibular – espasmos continuos de la cara, mandíbula, cuello, lengua, laringe y en casos graves, el sistema respiratorio.
  • Retención urinaria – incapacidad severa para orinar que requiere cateterismo.
  • Disfonía espasmódica-espasmo de las cuerdas vocales que provoca interrupción repentina del habla.
  • Tartamudeo-repeticiones de partes de palabras y palabras enteras, largas pausas, sonidos alargados.
  • Vocalización vocal temblorosa
  • Espasticidad de la extremidad (por ejemplo, después del accidente cerebrovascular)

Las neuronas generan nuevas terminaciones nerviosas que reactivan la distonía, por lo que la mejoría no es duradera, y el tratamiento se repite habitualmente cada 3 a 4 meses. La terapia física u ocupacional usualmente se realiza para estirar y restaurar la función normal del músculo. Algunos pacientes desarrollan anticuerpos contra la toxina con el tiempo, haciendo que el tratamiento sea ineficaz.

El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra en su cuerpo. Las altas concentraciones se encuentran en los tejidos conectivos blandos y en el líquido que rodea los ojos. También está en algunos cartílagos y fluidos de las articulaciones, así como en el tejido de la piel. Se extrae y reformula y ahora se ha convertido en uno de los tipos más populares de rellenos inyectables.

El ácido hialurónico no se deriva de fuentes animales. Cuando se inyecta este gel, actúa como un cojín inflado para soportar estructuras faciales y tejidos que pueden haber perdido volumen o elasticidad debido al envejecimiento normal. También aporta agua a la superficie de la piel para mantenerla fresca y flexible. En las últimas décadas, varias formas sintéticas de ácido hialurónico se han desarrollado y utilizado para corregir trastornos en los campos de reumatología, oftalmología y reparación de heridas.

Permite que el cuerpo aproveche las vías normales de curación a una velocidad muy acelerada. Durante el proceso de curación, el cuerpo apresura muchas células y tipos de células a la herida con el fin de iniciar el proceso de curación. Uno de esos tipos de células es las plaquetas. Las plaquetas realizan muchas funciones, incluyendo la formación de un coágulo de sangre y la liberación de factores de crecimiento en la herida. Cuantos más factores de crecimiento se liberan secuestrados en la herida, más células madre estimuladas para producir nuevo tejido huésped. Por lo tanto, uno puede ver fácilmente que el plasma rico en factores de crecimiento permite que el cuerpo se cure más rápido y más eficientemente.

Los hilos tensores son una técnica de rejuvenecimiento facial para prevenir y tratar la flacidez de forma rápida, sencilla y segura aportando unos resultados naturales. Estos hilos se colocan en la dermis originando así un aumento en la producción de colágeno y elastina, imprescindible para lucir una piel más joven. Su efecto es importante desde el principio y aumentará en el transcurso de los primeros meses. El efecto será visible durante 12 y 18 meses, según cada persona.

Para la realización de la foto-rejuvenecimiento facial, la energía suministrada por el equipo de última generación IPL (luz intensamente pulsada), es una excelente opción para estimular la producción de colágeno, logrando una piel más luminosa, con mayor turgencia y suavidad. A la vez, reduce poros dilatados y atenúa finas arrugas.

Es ideal para el tratamiento de lesiones pigmentarias (manchas, pecas) y vasculares (telangiectasias, angiomas, rosácea, capilares dilatados).

Complementando la foto rejuvenecimiento con IPL, con técnicas de relleno de surcos, Botox, hilos de suspensión, peelings y/o microdermoabrasión con punta de diamante, los resultados obtenidos son muy superiores.

: A nivel corporal la Carboxiterapia nos ayuda a reducir la grasa localizada y la celulitis con el plus de reducir la flacidez de la zona a tratar. La Carboxiterapia se aplica mediante infiltraciones de CO2 que consiguen eliminar las células adiposas, además contribuye a la oxigenación de la zona que repercute en mejorar la calidad de la piel y reafirmarla. El CO2 inyectado reacciona con la hemoglobina para oxigenar y mejorar la circulación sanguínea con notables efectos en la piel.

A nivel facial la Carboxiterapia mejora también la microcirculación de la zona a tratar y, por supuesto, la estimulación de colágeno.

Si tu objetivo es eliminar la flacidez producida por el paso del tiempo o por la acumulación de líquido y grasa la Carboxiterapia es tu tratamiento.

Con la Carboxiterapia conseguimos reafirmar el óvalo facial, frente, mirada y zona de la papada. También es muy efectivo en el tratamiento de las ojeras ya que uno de sus principales efectos es mejorar la circulación sanguínea tan importante a la hora de eliminar la coloración producida bajo los ojos por la acumulación de melanina, grasa y líquido. Al inyectar el CO2 conseguimos una vasodilatación en los tejidos y la reanudación de la circulación sanguínea.

El láser tiene múltiples aplicaciones médicas. En el campo de la estética, una de las más novedosas es la posibilidad de aquellas manchas cutáneas que aparecen en la cara, escote o mano. A menudo estas manchas están asociadas al envejecimiento y la causa principal de su aparición en nuestra piel suele ser la exposición prolongada a la radiación solar.

La aplicación del láser en la eliminación de las manchas cutáneas ofrece la posibilidad de destruir el exceso de pigmento sin causar daño a la piel. Normalmente se precisan una o dos sesiones de unos diez minutos para eliminar una lesión pigmentada y las manchas desaparecen dejando la piel intacta y con un tono uniforme.

Esta técnica se caracteriza por ser indolora y no dejar cicatrices ni marcas de ningún tipo. Su aplicación varía según la edad, el tipo de piel y la pigmentación.

El láser también está indicado para eliminar las lesiones pigmentadas benignas de la piel por motivos estéticos: lentigos solares, nevus, máculas melánicas conocidas popularmente por manchas “café con leche”, melasma, cicatrices hipercrómicas, secuelas de tratamientos despigmentantes, etc.

USTED NECESITA UN PROCEDIMIENTO DE
BELLEZA O RECONSTRUCTIVOS ?

Cada caso en particular es distinto; Solicita una cita

En CEME la opinión de nuestros clientes es importantes!

Usa nuestro buzón de opiniones, sugerencias y criticas